Black Hat SEO: lo que debes evitar en posicionamiento

In SEO
black hat seo

Black Hat SEO, esas prácticas que debemos evitar siempre en nuestra estrategia de posicionamiento. ¿Por qué? Porque no son del agrado de Google. Bromas aparte, hacer Black Hat SEO en tu web es exponerla a una penalización por parte de Google y arriesgarte a que la envíe al final de la lista en las páginas de resultados de búsqueda.

Como expertos en SEO que somos, en Tresce aconsejamos siempre a la hora de atraer tráfico seguir las buenas reglas del SEO tal y como los buscadores quieren. Será más largo el proceso de obtener beneficios pero esas son las reglas del juego. El tiempo pone todo en su sitio y a los que hacen White Hat SEO, un poco más arriba 🙂

Ahora bien, ¿en qué consisten esas prácticas fraudulentas que no le gustan a Google? Pues aquí te dejamos una lista para que seas capaz de identificarlas.

 

Black Hat SEO: no caigas en la tentación

  • Reutilizar dominios caducados: Consiste en conseguir dominios caducados pero que conservan su autoridad y montar en ellos una nueva web, que generalmente no tiene relación con el dominio.
  • Comentarios spam en blogs: De un día para otro aparecen cientos de enlaces a tu web producto de comentarios sin valor en blogs de terceros. Esta práctica te golpeará dos veces. Primero, los que lean los comentarios pondrán en entredicho a la página que enlaza y segundo los buscadores podrían penalizarte.
  • Spinear artículos: Esto es juego de niños y los robots no lo toleran. Consiste en transformar de forma automática el contenido de los artículos. Un software se encarga de cambiar palabras, modificar la posición de los sintagmas y listo. Así crean contenido abundante que no aporta valor al usuario, pero que sirve de relleno en las páginas.
  • Cloaking o contenido engañoso: Es crear contenidos diferentes para el usuario y para los buscadores. Este contenido se muestra en la misma página de forma encubierta.
  • Keyword stuffing: Esto está más pasado de moda que un sombrero de copa. Se refiere a la sobreoptimización de palabras claves o su uso excesivo. Hace mucho tiempo que todos los buscadores hilan filo en este tema y la verdad es que con el SEO semántico, la densidad de palabras claves pierde sentido y el énfasis se traslada a entidades semánticas y sus relaciones.

Los buscadores han evolucionado y si quieres saber cómo funcionan –explicado de forma muy sencilla- puedes ver este vídeo de Matt Cutts.

 

Seguimos con lo que NO debes hacer para posicionarte.

  • Contenido duplicado: Es comprar varios dominios y subir el mismo contenido a diferentes webs. Quizás consigas mucho tráfico, pero a nivel de usuario el contenido duplicado lo único que nos aporta es crear confusión y desconfianza.
  • Texto oculto: Cuando se pone el texto en el mismo color que el fondo con el fin de introducir más palabras claves, una modalidad de cloaking. Este texto, no lo lee el usuario y no repercute en temas de usabilidad, pero los robots sí lo detectan y lo penalizan.
  • Más de un título en una página: Consiste en poner más de un H1 a una página con el fin de acaparar más palabras claves.
  • Páginas doorway: Crear páginas optimizadas para una palabra clave y luego desde allí enlazar a la página que te interesa, reconduciendo el tráfico.
  • Linkbuilding no relacionado: Crear sin criterio un gran volumen de enlaces entrantes a tu web. El linkbuilding es uno de las factores de SEO offpage más importantes pero no todos los enlaces valen. Los enlaces de calidad son los que están relacionados con la temática y el contenido tu web y que provengan de sitios con una buena reputación, de lo contrario, juegas en tu contra porque el robot lo interpreta así: “Dime con quién andas…”.
  • Url fraudulenta: Comprar un dominio muy bien posicionado y subir allí tu web. Por ejemplo, imagina que compras el dominio amazon.com -gran reputación, enlaces apuntando a esta web- y entonces decides subir a este dominio tu tienda online que vende productos de ferretería.
  • Comprar enlaces: No, no y no. Es tentador que a tu web apunten otras con mucha autoridad o brillo para que la tuya también adquiera un poquito de luz, pero no es correcto. No se deben comprar enlaces, pero la gente lo hace y es una práctica un poco más difícil de detectar por los robots.

Si ves algunas de las prácticas comentadas en este artículo en una web y les va bien, no caigas en la tentación de imitarles. Se mueven en el lado oscuro del SEO y tarde o temprano pagarán las consecuencias.

 

Contacta con la agencia

Mobile Sliding Menu