Marketing digital para empresas: ¿aún no aprovechas la gamificación para mejorar la conversión?

In Marketing Digital
marketing_digital para empresas

El juego atrae la atención de muchas personas. Hablamos de aquellos a los que les fascina competir o que disfrutan las sorpresas; o los que se emocionan como niños por el aspecto lúdico de cualquier actividad y prefieren siempre el entretenimiento y la diversión como ruta de acceso al conocimiento.

¿Cuánto conoces a tu audiencia? ¿Se corresponden con el perfil descrito anteriormente? Si ese es el caso, este artículo te dará inspiración para trabajar la gamificación en tu negocio online –si es que aún no lo haces– y aumentar la tasa de conversión.

Y bien, empecemos por definir la gamificación o ludificación, contextualizándolo en el marketing digital para empresas.

¿Qué es la gamificación en el marketing digital para empresas?

La gamificación apareció mencionada por primera vez en 2008 en un post de Bret Terrill, un experto en juegos y casinos online. Luego se hizo muy popular gracias su adopción por parte de Foursquare, Gartner, Bunchball, Badgeville y otras empresas americanas creadoras de plataformas online.

En el 2010, el término y sus técnicas tuvieron una explosión de interés por parte de bloggers, marketers, y programadores. Un boom que aún se mantiene en expansión. De fechas previas existen muchos trabajos que exploran el rol del juego dentro del marketing y el diseño de programas. Por ejemplo, el libro Funology: From Usability to Enjoyment, editado en 2004 y que no pierde vigencia, compila artículos de diversos investigadores tales como Alan Dix, Jacob Nielsen y Mary Beth Rosson. Este libro vincula la usabilidad y el juego en la construcción de experiencias extraordinarias para los usuarios.

Yendo aún más atrás en el tiempo, hasta nuestras abuelas hacían “gamificación” para que comiéramos la papilla más de prisa. ¿Recuerdas cuando te decían «abre la boca que viene el avioncito» o «se asomó el hombre del saco por la ventana», «come rápido que tenemos que escondernos». Y entonces, realizabas la tarea (comer rápido) para obtener una recompensa o evitar un castigo.

Pues es algo parecido a lo que viene haciendo el marketing digital en los últimos años. La gamificación consiste en aplicar las técnicas de diseño digital de juegos en otros contextos como por ejemplo los negocios, la educación, las campañas sociales, etc.

Esta técnica genera una alta motivación en los participantes, despertar la chispa en la resolución de problemas, involucrarlos emocionalmente con las tareas, y en última instancia fidelizarlos gracias a la asignación de recompensas y reconocimientos.

Actualmente la gamificación se utiliza en recursos humanos para aumentar el rendimiento de los trabajadores. También se emplea como técnica que acelera los procesos de aprendizaje en entornos de e-learning. Hay ejemplos notables de gamificación en plataformas de crowdsourcing, en campañas institucionales de promoción de la salud, en ONG’s y en disímiles negocios (desde la Banca hasta la Seguridad Tecnológica).

¿Qué hace a esta técnica tan efectiva? Pues muchos aspectos que están en nuestro ADN como especie.

Siempre volvemos a donde hemos sido felices

«En Macondo comprendí
que al lugar donde has sido feliz
no debieras tratar de volver»

Dice Joaquín Sabina en su canción “Peces de ciudad”, pero la realidad nos demuestra todo lo contrario. Los humanos regresamos a los sitios donde hemos sido felices. No nos cansamos de ir en busca de más placer y más emociones satisfactorias. Es esa una de las claves que hace a la gamificación una técnica muy poderosa para aumentar el vínculo del usuario con las marcas.

Fabricamos una predisposición favorable en el visitante cuando la interacción con nuestra marca le refuerza su autoestima, le resalta su habilidad para competir y ganar, le brinda regalos muy deseados y otras recompensas tangibles e intangibles.

Si tienes un pequeño negocio, te preguntarás, ¿y cómo hago gamification? Pues en las pymes, lo ideal es externalizar en agencias expertas este tipo de actividades, pues suele ser demandante en tiempo y los resultados dependen de la calidad y originalidad en lo que ofreces.

Gamificación: casos de éxito para inspirarte

Teniendo en cuenta lo amplia que es la gamificación en el plano operativo, los ejemplos que comentamos aquí están vinculados al inbound marketing y las diferentes etapas del Buyer Journey:

Atención -> Consideración -> Decisión

Según estudios de Hubspot, de todos los usuarios que visitan una web, el 80% se encuentran en la etapa de atención Awareness. Son los que han detectado un problema o necesidad a resolver, después han buscado en Google y les apareció tu página. No saben nada de tu empresa.

Otro 16% de las visitas están en la etapa de consideración Consideration o sea que saben cuál es la solución a su problema y están investigando alternativas.

Y solo un 4% entra en tu web en la etapa de decisión Decision porque conoce tu empresa y cree que eres confiable y capaz de ayudarle en sus necesidades.

Gamificación para llamar la atención

Para usuarios que están en la primera etapa conviene darle información útil o vivencias que le hagan regresar a tu web. Por ejemplo, en Linkedin cuando creas tu perfil, la calificación de eficacia que te da la plataforma es un fuerte incentivo para completar todos los campos y aumentar tu red de contactos.

¡Quieres a toda costa aumentar tu status! El recurso que usan es visual y sencillo. Se basa en ofrecer una calificación nominal que despierta el afán competitivo una vez navegas por otros perfiles y descubres que algunos profesionales tienen el título de Eminencia.

marketing-digital-para-empresas

Ejemplo en el perfil de usuario de LinkedIn

Gamificación para la etapa de consideración

Para usuarios en la etapa de consideración, necesitas que se informen sobre tu marca, que exploren tus soluciones y que tengan una impresión favorable de su visita a la web.

En ese caso, estrategias de gamificación con misiones, desafíos y búsquedas para que pasen tiempo en tu sitio familiarizándose con la empresa, son las mejores opciones.

Por ejemplo, Bonobos (http://bonobos.com/), la marca de ropa masculina norteamericana ofrecía en su web diversos tesoros escondidos y, a cambio, recibías un regalo. Esta iniciativa aumentó el número de páginas vistas por visitante e incrementó las compras en un 18%.

bonobos

 

Gamificación para la etapa de decisión

El usuario aún no te ha elegido, pero eres una de las opciones de compra que mira con cariño. ¿Qué puedes hacer para darle el último impulso? Puedes incidir en su aversión a la pérdida. Sí, la mayoría de la gente prefiere evitar las pérdidas antes que procurar más ganancias.

Tan pronto como el usuario hace un contacto mostrando interés en tus productos, ofrécele algo valioso pero que puede perder si no da el próximo paso (probar, opinar, interactuar, ¿comprar?) que tú definas.

Por ejemplo, en el juego Farmville de Zynga tan pronto te sumabas a la tribu te regalaban una granja preciosa, llena de animales y cultivos. Ponías en riesgo tu regalo inicial si no visitabas la granja ni cuidabas tus cultivos en un tiempo determinado, mientras ellos te daban avisos sucesivos de la decadencia.

farmville

Estos son solo algunos ejemplos. Hay muchas empresas haciendo gamificación y ni siquiera son conscientes de ello.

Si tienes alguna experiencia de gamificación o ludificación que quieras compartir, adelante. ¡Son bienvenidos tus comentarios!

inbound marketing

Contacta con la agencia

Mobile Sliding Menu