¿Cómo construir el nuevo ecosistema digital de tu empresa?

In Marketing Digital
Ecosistema digital

Ya no basta con tener una web y estar presente en las redes sociales para decir que nos movemos en el ámbito online: necesitamos crear nuestro completo ecosistema digital ya que los entornos en que las empresas se relacionan con sus clientes se ha vuelto más complejo.

Este es el escenario actual en blanco y negro:

  • Tenemos usuarios más informados
  • Somos menos sensibles a la publicidad
  • Disponemos de mejores dispositivos para interactuar con la información (smartphones, smartwaths, tabletas…)

En general los estilos de vida evolucionan a la par que los retos profesionales y el afán de conseguir un mayor bienestar general. Las empresas que desean un sitio importante en la agenda de sus clientes están obligadas a desarrollar un ecosistema digital más amplio. 


 

¿Buscas una consultoría de MARKETING DIGITAL?   TE AYUDAMOS 

 

¿Qué es el ecosistema digital de una empresa?

Un ecosistema digital es un entorno online que se diseña alrededor de la marca. Su núcleo es la web corporativa, teniendo en cuenta la importancia del diseño web, y se sustenta en la creación y distribución de contenidos. Alrededor de la marca se  configura una experiencia que satisface a los clientes al tiempo que cumple los objetivos de la empresa, y eso gracias a toda la tecnología disponible.

Un ecosistema digital está compuesto de objetivos, canales, herramientas y plataformas que se interconectan a nivel funcional.

Algunos de los elementos se coordinan en un ecosistema digital son:

Objetivos de la compañía

Siguiendo la fórmula SMART se definen los objetivos que desea alcanzar la empresa en el ámbito digital. A modo de ejemplo, esos objetivos podrían ser:

  • Conseguir un incremento de un 3 % cada mes en el tráfico global que recibe el sitio web.
  • Tener cada mes 15 solicitudes online de potenciales distribuidores, captados a través de la web.

Como ves estos objetivos son:

  • S) Específicos/Specific y concretos en su formulación
  • M) Medibles con los KPI’s y métricas que se decidan
  • A) Alcanzables o ajustados a la realidad de la marca y su entorno
  • R) Realistas porque se exponen resultados posibles, formulados en lenguaje positivo
  • T) Acotados en el tiempo en cuanto a realización concreta desde el presente y hacia el futuro

Identidad de marca

Todas las marcas tienen una identidad a comunicar. A veces ha sido diseñada de forma consciente y otras es solo una exposición caótica y carente de criterios.

En el ecosistema digital es vital definir qué imagen desea generar la empresa, cuáles son los atributos de la marca, su misión y visión en los canales digitales. Lo ideal es crear un manual de normas gráficas, una guía de estilo editorial y un plan de comunicación online.

Canales digitales

Cada cierto tiempo aparecen nuevos canales de comunicación digital en empresas. Todos difieren en sus características, estilos del lenguaje y propuestas de interacción. Los  canales para dialogar se pueden dividir en tres grupos:

  1. Propios: la web corporativa, los microsites, el blog, los correos electrónicos, las aplicaciones móviles y las extensiones para navegadores.
  2. Ganados: resultados orgánicos en buscadores, redes sociales, webs colaborativas (crowndfunding, wikis, geolocalización, agregadores) menciones en medios de comunicación, webs de influencers.
  3. Pagados: contenido patrocinado, publicidad en banners, anuncios en redes sociales, anuncios de pago por clic. 

Dispositivos de acceso

Apenas 5 años atrás nadie pensaba que el acceso a Internet desde dispositivos móviles superaría al acceso desde el PC. Sin embargo, esa es la realidad que debemos tener presente a la hora de diseñar nuestras estrategias de marketing: 

  • ¿Qué dispositivos emplea el usuario para interactuar con la marca?
  • ¿Cómo el dispositivo influye en los contenidos y en la audiencia?

Hoy los usuarios utilizan el ordenador personal, las tabletas, los teléfonos y relojes inteligentes, los lectores electrónicos y wearables de realidad aumentada y realidad virtual. Saltan de uno a otro y desean que esté la información integrada en todos.

Estrategias de trabajo

Según los objetivos de la compañía, las estrategias harán más o menos énfasis en determinados canales y acciones. Se pueden trabajar estrategias de posicionamiento en buscadores, estrategias de comunicación en redes sociales, marketing de contenidos, relaciones públicas con celebrities, usabilidad inducida para ‘controlar’ la navegación en la web, growth hacking, optimización de UX para crear una navegación en tu web extraordinaria, etc…

Herramientas de implementación, medición y seguimiento

El principal objetivo de las empresas es convertir visitantes web en clientes y, por lo tanto, aumentar las ventas, pero para conseguirlo es necesario el uso de nuevas herramientas. Por suerte, en esta batalla por captar la atención para incrementar las ventas contamos con diversas plataformas. El uso del lead management, o CRM, es imprescindibles para alcanzar este objetivo. Con esta herramienta es posible gestionar el ámbito comercial, marketing y el servicio postventa y de atención al cliente de manera unida.

Todo cuanto necesitamos para crear un ecosistema digital para la empresa está accesible y ofrece informes con datos que nos muestran los resultados de nuestras iniciativas.

 

Pasos hacia el cambio

El más grande reto a superar para implementar un ecosistema digital generalmente viene dado por aspectos internos de la compañía. Nos encontramos a diario con incongruencias y poca confianza en los directivos en relación a la pertinencia de invertir en mejorar sus estrategias digitales.

Además del tema presupuestos monetarios para generar el ecosistema, otras objeciones rebatibles son:

  • Aparente falta de tiempo
  • Barreras internas para adoptar un nuevo estilo de trabajo
  • Desconocimiento de los beneficios tangibles que ofrece un buen ecosistema digital

Por ello, si ahora mismo tu empresa se está planteando mejorar su ecosistema digital, no corras de inmediato a realizar una nueva web. Eso es parte del trabajo, sí, pero es solo la punta del iceberg de todo lo que debes hacer para consolidar tu presencia digital y entregar de forma consistente un buen servicio. Lo primero es crear un buen entorno para el cambio. Necesitas estructuras (internas y contratadas a terceros) que sostengan todo el ecosistema.

Lo segundo es preparar a tu equipo para gestionar todo la avalancha de información que les llegará e instruirlo en dinámicas centradas en el cliente. Diversas áreas de la empresa se verán impactadas por el cambio: marketing, ventas, atención al cliente, gestión de proyectos, etc… Y no solo eso, sino que es oportuno revisar cómo el ecosistema digital modula las negociaciones que realizas con tus clientes, la velocidad de los procesos de compra, las transacciones financieras y las características de los recursos para la venta (presentaciones, vídeos, merchandising…)

El próximo paso consiste en asegurarte que tienes en tu equipo las personas con las habilidades necesarias para enriquecer el proyecto. Analizar si son capaces de establecer una nueva ruta de comunicación y adoptar los retos que se les vienen encima desde el ecosistema digital: proximidad, inmediatez, personalización, gestión de expectativas, más visibilidad, transparencia y competitividad.

Y por último, toca construir el ecosistema digital por hitos, poco a poco y verificando los resultados.

En TRESCE podemos ayudarte, ¿nos comentas tus ideas? Si necesitas la ayuda de expertos, cuenta con nosotros 🙂 

Asesoria expres gratis

Mobile Sliding Menu